Fantasía, Historica, Libros, Misterio/Suspenso

[Reseña] La hora del ángel, Anne Rice

Nombre original: Angel time
Autor: Anne Rice
Serie: Crónicas angélicas (1)

Siguiente libro: La prueba del ángel
Fecha de publicación: 2009

Toby O’Dare, un asesino a sueldo famoso en los bajos fondos, es un hombre despiadado, un muerto viviente que se oculta tras una serie de alias y recibe órdenes del Hombre Justo. En el mundo de pesadilla en que se mueve, aparece un forastero misterioso, un serafín, que le ofrece la oportunidad de salvar vidas en lugar de destruirlas. O’Dare viaja en el tiempo hasta la Inglaterra del siglo XIII, una época oscura en la que se han lanzado acusaciones de asesinato ritual contra los judíos y los niños mueren o desaparecen de repente… Allí, comienza su peligrosa búsqueda de la salvación: una odisea llena de peligros y fugas, de lealtades y traiciones, de egoísmo y amor.

Siéndoles sincera, éste no era, ni de lejos, el libro que me llamaba la atención para leer, pero bueno, como era lectura conjunta, mayoría de votos es mayoría de votos y al final terminamos leyendo éste. Bien, para ser el primer libro que leo de Anne Rice, no me ha dejado demasiado sorprendida, lo cual me extraña por lo renombrado de la autora, pero pasando a hablarles del libro, Toby O’ Dare, parece ser el mejor y más preciso asesino a

getfoto
Aquí un laúd para los que como yo, no los conocían

sueldo, o al menos así es como se lo describe. Como casi todos los personajes masculinos de los que he podido conocer un poco, tiene un pasado duro, demasiado difícil para un joven; falta de dinero, madre alcohólica, padre ausente, dos hermanos menores a los que atender, trabajo en los ratos libres, grandes aspiraciones escolares y como un añadido, un gran amor por el laúd. Aún con todo esto, algo que me ha parecido muy peculiar de Toby es que, a diferencia de el 99.9999999% de personajes masculinos y femeninos que he conocido en libros más o menos recientes, acepta abiertamente su fe en Dios sin necesidad de ser padre, obispo, fraile o tener cualquier otro puesto en la iglesia, y aunque durante medio libro se la pasa renegando de Dios y discutiendo con el altar, fue un lindo toque, algo que me ha parecido lo suficientemente característico como para que permanezca en mi memoria.

Al inicio del libro, se muestra todo de una manera confusa (o puede que hayan sido las pocas ganas que me daban de leerlo), mientras Lucky (Toby con otro nombre) nos narra de manera bastante detallada (demasiado, diría yo), de qué va su trabajo, quién es su jefe y el aprecio que tiene con el lugar a donde debe ir a hacer el encargo; el caso es que desde aquí ya tengo algo que no me gustó, y es que mientras te explica que le gusta la posada de la misión porque puede ser “el mismo” (entre comillas porque si revela si de verdad es él mismo, cárcel y cuello para O’ Dare) y porque cerca hay una ¿capilla… Screenshot_2017-04-12-09-43-10iglesia… catedral?… el caso es que hay un templo cerca, donde puede ir a recordar sus días de estudiante y a pelearse con el Dios en el que ya no cree que existe, le reclama por no existir y por abandonarlo (sinceramente no termino de entender esto. Si no existe ¿cómo (y ¿¡por qué!?) le reclamas?, pero bueno, Toby con sus ideas, yo con las mías y ustedes con las suyas). Y bueno, creo que tratando de explicarles hice lo mismo que no me gustó del libro: me fui por las ramas de tal manera que para poder recordar en qué debías concentrarte debes regresar hasta el inicio del capítulo, ya que te va contando y se va, se va, se va, hasta que llega la hora de volver a lo que hace en el presente y bueno, tu ya estás pensando en la manera en que Toby pudo conocer al Hombre Justo y en porqué ya no quiere a Dios, siendo que él era estudiante de teología. Por suerte eso sólo pasa cuando habla sobre sí mismo, después entran Malaquías y Meir y Fluria, y la historia se vuelve más fluida.

Me llamó mucho la atención la manera en que Rice plasma la situación familiar de Toby y la manera de presentarla al lector, es decir, aparece Malaquías de quién sabe donde, se anuncia como un ángel de Dios a medio asesinato y dice que Lucky lo invocó al rezarle a angeeeeelsu ángel de la guarda y que está ahí por designios de Dios para ayudarles (la verdad yo sigo creyendo que fue Malaquías quien arruinó algo y trató de encontrarse quien terminara el trabajo), pero el caso es que para demostrar que es un ángel, le muestra a Toby toda su vida, y, por suerte, Malaquías no da tantos rodeos al narrar y es más fácil no olvidarse de qué era lo importante en cada parte de la historia. Tengo que admitir que si bien, cuando empecé el libro, yo pensaba “Con esa narración no llega ni a un 2”, pero poco más adelante de la aparición del ángel, llega un punto en que se vuelve todo claro y fácil de leer, con lo que le tomé más ganas a la lectura.

¿Por qué se volvió tan interesante de un momento a otro? No fue exactamente Malaquías Screenshot_2017-04-13-14-02-06quien me hizo seguirlo con ganas, pero si contribuyó mucho, y las palabras clave son: Viaje en el tiempo. Así es, señoras y señores, niños y niñas, de asesino serial, Lucky pasó a convertirse en viajero del tiempo. Dificíl de creer *inserte tonito de Sergio Sepúlveda*, pero cierto, y se da un giro interesante, porque ahora la misión no es quitar vidas sino salvarlas. Toby se ve convertido en fraile dominico y tiene el encargo de ayudar a dos completos desconocidos: Meir y Fluria, con un asunto que le es también completamente desconocido. Me gustó la manera en que se planteó todo esto, te hace perderte en la lectura y no dar cuenta de las páginas que han pasado mientras lees.

También, aunque quiera pintar todo color de rosa con la impresión que tuve desde esta parte, tengo que recordarme a mi misma que las cosas pasaron más rápido de lo que meScreenshot_2017-04-12-01-43-52-1 hubiera gustado para disfrutarlo, es decir, al inicio se narran con exagerados e innecesarios detalles que lo vuelven todo muy pesado, pero por acá, cuando la narración “se estabiliza”, pareciera que la autora hubiera tenido prisa por acabar el libro, con lo que se redujo bastante lo que, al menos yo creo, se pudo haber disfrutado.

Pero bueno, aún a pesar de eso, no puedo negar lo mucho que me gustó el libro tras haberlo leído y que leería más cosas de Anne Rice de presentárseme la oportunidad (de hecho ya le eché el ojo a una trilogía👀, aunque me da a que mejor me espero un Screenshot_2017-04-12-02-20-11-1poquitín más para leerla). En este libro sin duda el final me ha dejado bastante satisfecha, la manera en que Rosa acude ante el tribunal para representar a su hermana muerta en defensa de su familia, el abuelo que hace caso de sus sentimientos al ver a su hija y nieta en apuros y sobre todo el final de Toby en esa época. Me habría decepcionado bastante que las cosas hubieran sido diferentes, ya que no sólo fue e hizo y deshizo planes siendo solo un “peregrino”, sino que destruyó por completo los planes de los dominicos por tener un nuevo santo judío que poner sobre el altar. Además de este final, el final del libro en sí, me dejó bastante desconcertada porque Malaquías menciona a una novia abandonada y a un niño de 10 años, pero cuando comencé a escribir la reseña entendí a lo que se estaba refiriendo.

Finalmente tenemos a Rice dándonos datos sobre lo que se habla en el libro, una que otra curiosidad, y nos anexa su oración:
Screenshot_2017-04-12-02-27-17-1

Calificación: 4/5

Habría llegado a los 5 si no hubiera estado ese inicio tan confuso y retacado de detalles irrelevantes en la historia.

Anuncios

1 thought on “[Reseña] La hora del ángel, Anne Rice”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s