[Reseña] Diario de un zombi, Sergi Llauger

Nombre: Diario de un zombi
Autor: Sergi Llauger
Fecha de publicación: 2010

El día que morí, fue el día en el que casi perdí la poca humanidad que quedaba en mí. La eterna promesa de marcharme como un espíritu en paz jamás me llegó, y, en lugar de eso, me convertí en un alma errante, arraigada en las entrañas de esta tierra baldía. Algunos diríais que sonreírle a la muerte tan de cerca debería ser glorioso en esto. Tan sólo un siniestro y profundo vacío interior. El destino me hizo caminar entre demonios sin la necesidad de temerles. Me permitió contemplar el sol sin apartar la mirada hasta el reinado de la noche. Puso el peso de este mundo a mis espaldas, y también quiso hacerme recordar lo que es amar…lo que es decidir que el ser humano merece una segunda oportunidad ¿Hubo alguna vez un motivo para tantas leyes rotas? Quien sabe…Dejad que os hable de un viaje fascinante y de tierras lejanas; de lealtades inquebrantables y de criaturas inimaginables. Me llamo Erico Lombardo, y soy un ser condenado a tener conciencia de sí mismo. Puede que, después de mi muerte, aún siguiera quedándome una última cosa por hacer…

Puedo comenzar diciéndoles que ésta es mi primera lectura del género Z (descubrí que así se les llama a las historias de zombis), que, aunque tenía muchas ganas de leer éste género, por uno u otro libro siempre lo aplazaba, hasta que en el grupo de lectura conjunta salió seleccionado Diario de un zombi, y bueno, aquí me tienen.

Este libro desde el inicio se me hizó muy curioso, y está de más explicar el porque ya que la sinopsis lo dice fuerte y claro. Nos recibe con una pequeña frase que dice “Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada.” y más adelante con una peculiar presentación en la que  Erico Lombardo, nuestro protagonista, habla de sí mismo un poco, y de pronto, como si fuera la cosa más casual del mundo agrega: “Por cierto —y antes de que se me olvide, soy un zombi. ¡Tachán! ¿Sorprendidos? Parece increíble ¿eh?“. O sea, me tardé más en terminar de procesar estas palabras que en decidir que el libro tendría bastante de cómico, y no me equivoqué del todo, hay que decir que nuestro zombi no tiene el mejor carácter y las situaciones a las que le toca enfrentarse no son las más sencillas para unos huesos atrofiados y una masa de carne en putrefacción.

Erico lleva su vida como zombi de una manera relativamente lujosa; se divierte viendo a sus compañeros no-conscientes, tiene su departamento y la libertad de pasear por donde quiera sin preocuparse de ser atacado por toda una orda de muertos vivientes, y es en uno de estos paseos, que se da cuenta de que, al parecer, no todos los humanos han desaparecido de Barcelona, y más importante aún, al regresar a casa descubre que ahora hay un peligro, aún desconocido para él, pero mucho más amenazante de lo que podrían ser los zombis o los humanos*.

Hasta ahí, ya les cuento a rasgos generales de qué va la historia, como me gusta hacer para no dar spoilers. pero a partir de aquí, daré rienda suelta a mi opinión, así que si no eres de los que disfrutan un buen spoiler, ya puedes ir parando de leer, no por grosería mía, sino para conservar tus ideas del libro en blanco.

La verdad es que Erico se me ha hecho un personaje muy agradable desde el principio, independientemente de que durante todo el inicio del libro haya demostrado zombiiiipreocuparse más por sí mismo que por cualquier otra cosa, siempre me pareció muy agradable, y sobretodo, muy original la idea que ha tenido Llauger para este personaje que también rompe constantemente la cuarta pared para hacernos comentarios respecto a su ropa, sus pensamientos, su condición de no-muerto y hasta de sus inexistentes sentimientos y recuerdos lo que da una bonita experiencia con este libro. te hace sentir… más cerca de los personajes y de toda la historia, lo cual, personalmente me gustó mucho; nunca había leído un libro que rompiera la cuarta pared de esta forma, y si lo había hecho antes probablemente había sido en wattpad, donde pocas son las historias que logran encantarme, pero en fin, ese no es el tema en este momento.

A decir verdad, la historia fue algo plana durante algunos capítulos, es decir, tenemos a un zombi que apenas come, no duerme ni va al baño, narrándonos cómo es su vida de zombiiiizombi, y que incluso “adoptó una mascota”, la verdad es que, Erico es un zombi muy curioso, y aprovecha bastante bien su condición para andar por ahí investigando lo que llame su atención sin preocuparse por ser atacado en cualquier momento. Esa parte de la mascota se me hizo hasta tierna en cierta manera, es decir, Erico nos dice que se tomó un zombi de por ahí y que decidió llevarlo a casa. Le puso de nombre Felpudo y lo tenía en casa. Trató de ser amable con él (a pesar de lo inútil e imposible que era la hazaña). y nos explica de una manera bastante graciosa que los zombis acumulan gases en su interior. zombiiiiLo siento por la imagen pero necesitaba ponerla. Podrá parecerles de mal gusto que me haya causado tanta gracia, pero es que la manera en que Erico lo relata, y quizá también el humor que tengo desde hace un tiempo, me hacen imposible no doblarme de la risa cada vez que leo ese pequeño párrafo, pero bueno, pasando de las gracias del pequeño Felpudo, ¿Habéis visto qué le pasa a un zombi cuando tiene delante una pantalla que emite estática? (sí, la misma pregunta de Erico) Bueno, pues aquí es donde el pequeño experimento le trae algunos datos a nuestro putrefacto protagonista, datos que le servirán más adelante. Saltaré un poco de esto, porque apenas voy por un 5% del libro y ya me estoy deteniendo demasiado.

Avanzando varios días en la historia, nuestro zombi se ha adentrado en un complejo donde hasta hacía poco aún había humanos y ¡oh, sorpresa! gracias a Erik (Erik es un payaso con el que Erico alucina de vez en cuando… bueno, no un payaso en el sentido literal de la palabra, pero entiendan a lo que trato de referirme), encuentra a una pequeña niña (Paula) a la que ya había visto días atrás a las afueras del complejo, y junto a ella, a toda una mujer de acción (Anette). Tengo que decir que una de las reacciones de Erico, nofraseddz2 sólo me tomó desprevenida, sino que me hizo creer que Llauger había decidido pasar de un género Z a una especie de extraño romance como el que, imagino, se presenta en R y Julie (el libro que estaba planeado para ser mi primer encuentro con los zombis), pero por suerte no fue así, y tras el, para Anette, asombroso descubrimiento de un zombi con consciencia, y un extraordinario escape de un *Arcángel*, deciden que Erico va a ayudarlas a llegar a su destino, con lo que comienzan una travesía llena de tropiezos, zombis, y una eterna discusión entre Erico y Anette gracias a que el primero no está dispuesto a ver perdida la vida ni de zombis ni de humanos, mientras que Anette prefiere deshacerse de ellos de forma rápida. Todo este recorrido se lleva de una manera algo distante; Anette no demuestra confiar en Erico y Erico no hace por acercarse a las dos mujeres, quejándose de vez en cuando de sus necesidades humanas y femeninas, mientras que Paula, al estar al cuidado de Anette, no tenía permitido acercarse al zombi.

La verdad es que Anette nunca me cayó muy bien, y cuando murió (sí, Anette murió, muajajajaja… ok no…), como la persona cruel y malvada que soy (😈), sentí que se quitó un gran peso de la historia ya que desde el inicio yo quería ver sólo a Erico y a Paula en su aventura, pero también creo que no pudo tener una muerte más digna de ella, y es que no existe manera de negar que fue realmente una heroína, como dije antes, toda una mujer de acción, y para ella, morir deteniendo a un Arcángel debió ser la más digna de las muertes, aunque aún no me explico como le quedó tiempo para disculparse con Erico después de tan tremendo impacto que debió haber recibido, pero bueh… la verdad debo admitir que fue algo bastante sentimental y que me llegó a la patata 😞😗… y bueno, Anette se fue y dejó a Paula sola con un zombi que no es precisamente el que tiene mejorzombiiii temperamento, y a Erico lo dejó con una terrible cuenta atrás en una carrera a contra tiempo que podría poner en peligro a Paula al no saber en qué momento la cuenta regresiva llegó a su final.

Durante un tiempo, creo que el tiempo en que Erico me cayó mal, este estuvo solamente esperando a poder dejar a Paula con los primeros humanos que se encontrara en el camino, opción de la que desistió tras conocer a Sam, hacerse pasar por humano y casi morir en el intento, además del gran cariño que su lado más humano le tomó a la pequeña Paula. A partir de ahí, Erico y Paula avanzan con mayor determinación en la travesía hacia los pirineos, lugar donde analizarán la sangre de Paula (¿ya mencioné que la niña es inmune al virus zombi?) para encontrar una cura, aunque en el camino se ven con más complicaciones, entre el decadente estado del muerto y la fragilidad de la niña ante el cansancio y las enfermedades que les retrasan a la hora de avanzar más rápido.

Tengo que hablarles de Antares, la verdad pensaba dejarlo de lado porque de por sí está ya es la reseña más larga que he escrito y la mención del personaje va a alargarla más, pero su aparición le dio una vuelca de tuerca a los planes de Erico, y es que no sólo su crueldad se hizo presente desde que Erico y Paula tuvieron que enfrentarse solos al mundo apocalíptico que les esperaba delante, sino que se hizo más notoria aún cuando, zombiiiipor un descuido y al parecer por casualidades del destino, se enteró de la existencia de Erico al confiscar el diario de Anette (cosa de la que culpo completamente a Sam) y, en todo su delirio y su locura se convenció de que nuestro protagonista sería el rey de los zombis, de que era capaz de controlarlos, y de que se aliaría con él para darle un ejército de muertos vivientes para quién sabe qué locos planes que tendría este hombre, así que encerró a Erico en una celda, convencido de que este podría hacer a sus compañeros obedientes, de lo contrario, Paula saldría lastimada (¡Qué maldito! 😡). Me gustaría detenerme muchísimo más en esta parte, ya que fue algo que marcó tanto a Paula como a Erico de una manera muy drástica, pero como ya hablamos mucho de las flatulencias de Felpudo, se los puedo resumir como que, tras descubrir que Antares y un arcángel tienen una enorme rivalidad y planear mucho, ¡el rescate más impresionante del mundo se da a manos de un zombi!, es decir, muchos dirán que X o Y personaje ha hecho el mejor rescate de todos, pero créanme cuando les digo que este saco putrefacto no se queda atrás.

En cuanto logran marcharse de ahí, no pasan por ninguna otra complicación considerable. Erico nos revela que Erik, el Erik que tanto lo atormentaba resultó ser él mismo pero cuando estaba vivo: su lado humano, cosa que me pareció no sólo muy creativa sino que fue sorprendente descubrir. Finalmente llegaron a los pirineos y cómo saben, Erico está muerto, y como pueden suponer, los zombis no pueden resistir al frío mucho tiempo. Bueno, díganme ¿Cómo superan la muerte del personaje más heróico que hayan conocido si este personaje ya estaba muerto? Así es 😭💔 el zombi más valiente y heróico que podamos llegar a conocer, murió definitivamente, más no por eso no cumplió su misión de llevar Paula a salvo hasta el centro de investigación de los pirineos. Erico, el zombi más valiente y rebozante de sentimiento en el mundo, consiguió ganarse el cariño de la cura que salvaría a la humanidad y consiguió la enorme hazaña de llevarla hasta un lugar en el que él tendría una muerte segura, pero la humanidad tendría una salvación. Si me agradara la idea de plantear un luto literario cada que un personaje querido muera, Erico sería el que encabece la ceremonia y con todos los honores, ya que ha sido una de las pocas muertes en libros que me ha dolido; ya he mencionado antes que soy bastante insensible en cuanto a enamorarme de los personajes que leo o llorar cuando mueren, pero es que en esta ocasión el autor deScreenshot_2017-04-10-20-33-55 verdad consiguió que le tomara un cariño enorme al personaje.

Por último les puedo decir que con la muerte de nuestro narrador, Erico, no se acaba el libro. Más tarde se comienza a narrar de nuevo de una manera tan cruel que nos da la esperanza de que hayan logrado salvarlos a los dos, aún a sabiendas de qué ningún humano con dos dedos de frente y sin referencias, querría salvar a un zombi que seguramente va a abalanzársele en cuanto tenga algo de movilidad, pero aún así nace la chispita… al final estoy feliz de que Paula y la humanidad se salvarán; el sacrificio de Erico no fue en vano, pero eso no quita que haya dolido conocer la manera en que lo dejaron tras haber cumplido una hazaña tan heróica.

Para terminar puedo añadir que al final se nos dice que habrá una continuación, y en una entrevista que vi por ahí, lo confirma, por increíble que me parezca, al fin estoy esperando con ansias la continuación de una historia aunque no sepa para cuando será.

Calificación: 5/5


ANEXO A LA RESEÑA: Las imágenes sí son mías 😅, son distintas porque no planeaba ponerlas y han salido de distintos momentos en que me llamaron la atención, otras incluso las acabo de hacer… ni se imaginan la de problemas que he tenido con el ordenador para hacer esta reseña

Anuncios

4 comentarios

    • Mal, mal, mal, no me caía, pero la verdad si me desesperaba bastante 😅 y, como mencioné algunas veces en la lectura, siempre esperé ver a Erico y a Paula por su cuenta en la historia. Me alegra que te haya gustado la reseña 💖👉👈 quiero procurar hacerlas más completas a partir de ahora.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s